"El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día." (Jn 6,54)

 


"EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE, TIENE VIDA ETERNA, Y YO LE RESUCITARÉ EL ÚLTIMO DÍA." (Jn 6,54)


Por: Israel Octavio Hernandez 


Los testigos conmemoran una vez al año, la muerte de Jesús en todas sus congregaciones, apuntando a esa última Cena que Jesús tuvo con los Apóstoles.


Pero hay algo curioso aquí, pues resulta que si vamos a una de esas reuniones ¡nadie come ni bebe! de esa cena.


Sólo se pasean el platito del pan y del vino (emblemas) de mano en mano y se quedan mirando nada más, pues la Sociedad Watchtower les ha metido la idea de que solo un grupo reducido de personas pueden participar de la Cena del Señor o emblemas como ellos les llaman.


¿A quién le gustaría ir a una fiesta o una cena y no participar en ella? ¿quedarse sentado sin comer y solamente viendo como comen los demás?


¿Realmente Jesús dijo que sólo un grupo reducido podía participar de dicha conmemoración?


Definitivamente NO, al contrario, Jesús dijo que TODOS teníamos que ser partícipes de esta Cena:


"Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, éste es mi cuerpo.» Tomó luego una copa y, dadas las gracias, se la dio diciendo: «Bebed de ella TODOS" (Mt 26,26-27)


La Watchtower alega que como sólo estaba con los Apóstoles pues entonces esto no incumbe a los demás cristianos, sólo a Jesús y un pequeño grupo de 144,000 ungidos.


Pero resulta ilógico, pues los Apóstoles aún NO eran Ungidos por Él Espíritu Santo, pues eso ocurrió hasta el día de Pentecostés (Hechos 2,1-4).


Y también, si sólo se dirige a los 12, entonces quedaría fuera el resto de los 144,000, pues nunca los mencionó Jesús, pues sólo ceno con doce.


Si nosotros razonamos como los Testigos de Jehová, llegaríamos también a esta conclusión: Nadie debería predicar, pues fue una orden sólo dada a los Apóstoles (Mateo 28, 16-20), ¿entonces porque todos los testigos de Jehová predican?


Sería más lógico,  que cuando Jesús dijo "TODOS" se refería a todos los cristianos y no sólo a un grupo pequeño de personas, pues el Pacto que hizo con su Sangre, es con toda su Iglesia (Hechos 20,28).


Ahora, más aún, Jesús ya en un DISCURSO PÚBLICO, confirma que TODOS debemos de comer y beber de su Cuerpo y Sangre, sino NO TENDREMOS VIDA ETERNA, veamos:


"Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.» Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?» Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida."  (Juan 6,48-55)


En este caso, no vamos a alegar si el Cuerpo y la Sangre de Cristo es literal o simbólico, en este caso, nos enfocaremos en: ¿los cristianos debemos de comer o no?.


Suponiendo que sea simbólico, como enseñan los testigos de Jehová (y demás denominaciones), ¿porque no comen de él, si sólo es simbólico o un emblema como ellos dicen?


Pues Cristo es muy claro, el que NO COME NI BEBE del Cuerpo y Sangre del Señor NO TIENE VIDA ETERNA.


"Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros." (Jn 6,53)


Más sin en cambio, el que participa, RESUCITARÁ PARA VIDA ETERNA:


"El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día." (Jn 6,54)


¿Cómo pretenden los testigos de Jehová, ser partícipes de la vida eterna en el paraíso, si NO PARTICIPAN de la Cena del Señor, aún sea simbólica?


Hay que tomar en cuenta que este fue un discurso público, no se lo dijo nada más a los 12 Apóstoles, ni dijo que sólo a un grupo pequeño, en este discurso público hizo énfasis que TODOS DEBEMOS PARTICIPAR, si es que queremos ser partícipes de la vida eterna. 


Así que amigo testigo de Jehová, tú no serás partícipe de la vida eterna, ni aún aquí en la tierra, pues no estarás entre los resucitados (Jn 6,54), pues no participas de dichos "emblemas".

Las demás denominaciones que dicen ser cristianas, si participan de dicha cena, aunque sea algo simbólico, pero todos comen y beben. Sólo los testigos de Jehová no lo hacen, pues según ellos sólo deben hacerlo un grupo pequeño de escogidos. Pero ya vimos que Jesús infiere que todos debemos participar, no sólo unos pocos.

Nosotros, como católicos, es algo literal (ya lo veremos en otro artículo), nosotros sí participamos de ese Alimento, para así, ser participes de esa HERENCIA ETERNA PROMETIDA.


"¡cuánto más la sangre de Cristo, que por el Espíritu Eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, purificará de las obras muertas nuestra conciencia para rendir culto a Dios vivo! Por eso es mediador de una nueva Alianza; para que, interviniendo su muerte para remisión de las transgresiones de la primera Alianza, los que han sido llamados reciban la herencia eterna prometida." (Heb 9,14-15)


BENEDICITE DEUM 🙏🏻

__________________________________________


De nuestra página de facebook Solum Verbum Dei.

Los invitamos a darle LIKE a este proyecto.

https://www.facebook.com/solumverbumdei/

Comentarios

  1. Paz sea a los hermanos en Cristo, y amor con fe, de Dios Padre y del Señor Jesucristo.
    La gracia sea con todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con amor inalterable. Así sea.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario