El paralelismo entre el martirio de Jesús con el de San Esteban

 


EL "PARALELO" ENTRE JESUCRISTO

Y SAN ESTEBAN, EN SU MARTIRIO

Por Israel Octavio Hernández

Jesucristo fue condenado por "blasfemia" por decir que era Hijo de Dios y que estaba a la diestra del Padre:

"Jesús le contesta: "tú lo has dicho. Pero les digo que a partir de ahora verán al hijo del hombre sentado a la diestra del poder y viniendo sobre las nubes del cielo". Entonces el Sumo Sacerdote rasgó sus vestidos y dijo: "¡Ha blasfemado!......" 

(Mateo 26,64-66)

San Esteban fue condenado por "blasfemia", por decir lo mismo de su Señor Jesucristo y confirmar tal verdad:

"Pero él, lleno del Espíritu Santo, miró fijamente al cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús que estaba en pie a la diestra de Dios; y dijo: «Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre que está en pie a la diestra de Dios.» Entonces, gritando fuertemente, se taparon sus oídos y se precipitaron todos a una sobre él." (Hechos 7,55-57)

Jesucristo se le dio una muerte cruel, el no era un delincuente, pero se le dio muerte como si él fuera un delincuente (crucificado):

"¡Fuera, fuera! ¡crucifícale!" (Juan 19,15)

San Esteban se le dio una muerte cruel, aunque él no era adultero (ni siquiera espiritualmente), se le dio muerte como se le daba muerte a las adúlteras y a los blasfemos ... apedreado:

"le echaron fuera de la ciudad y empezaron a apedrearle." (Hechos 7,58)

A Jesucristo le quitaron sus vestidos y se los repartieron echando suertes:

"Le crucificaban y se repartían sus vestidos, echando suertes a ver que se llevaba cada uno" (Marcos 15,24)

A San Esteban también le quitaron sus vestidos y los pusieron a los pies de Saulo:

"Los testigos pusieron sus vestidos a los pies de un joven llamado Saulo." (Hechos 7,58)

Jesucristo en la Cruz pidió a Dios que los perdonará:

"Jesús decía: 《Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen》" (Lucas 23,34)

San Esteban también en su martirio pidió a su Señor que los perdonará:

"Después dobló las rodillas y dijo con fuerte voz: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado.» Y diciendo esto, se durmió." (Hechos 7,60)

Jesucristo antes de expirar exclamó:

"Y Jesús dando un fuerte grito, dijo: <Padre, en tus manos pongo mi espíritu> Y dicho esto, expiró" (Lucas 23,46)

Al igual San Esteban antes de expirar puso su espíritu en manos de su Señor Jesucristo:

"Mientras le apedreaban, Esteban hacía esta invocación: «Señor Jesús, recibe mi espíritu.»" (Hechos 7,59)

Así como vemos, San Esteban, el primer mártir cristiano tuvo un martirio muy de Cristo.

Honor a quien honor merece, y nosotros por algo honramos a los Santos, por morir en fidelidad a Cristo, imitemos a todos los Santos de Dios hermanos míos.

BENEDICITE DEUM 🙏🏻

_____________________________________

De nuestra página de facebook Solum Verbum Dei.Los invitamos a darle LIKE a este proyecto. https://www.facebook.com/solumverbumdei/

Comentarios