Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2020

La Iglesia, su historia en arte

Imagen
  LA IGLESIA, SU HISTORIA EN ARTE Nuestra Fe ha inspirado desde el Primer siglo a infinidad de pintores, escultores, arquitectos, músicos, poetas y dramaturgos. La Iglesia no tuvo esa libertad en los primeros tres siglos del cristianismo para edificar nada, pero aún así ya en las Catacumbas aparecen sencillas pinturas mostrando a la Virgen María con el niño y otros Santos. Cuando se gozó la libertad, aparecieron inmediatamente los magníficos templos y Basilicas que ahora contemplamos: Santa María la Mayor, "la Madre de todas la Basílicas" nos asombra en Roma y después cientos, miles de Catedrales y Basílicas y Templos por toda Europa. Podemos admirar los Templos de aquel estilo romántico, austero, sencillo, inspirador. Y después las increíbles Catedrales góticas como la de Colonia en Alemania, con la torre más alta de todas; Burgos, Segovia, Toledo en España, Notre Dame de París y Estrasburgo en Francia, la Catedral de México, y cientos más, hasta culminar en el extraño gótic

¿Que hay de los juegos de apuesta? ¿Cuál es la postura de la Iglesia?

Imagen
  ¿QUÉ HAY DE LOS JUEGOS DE APUESTA? ¿CUÁL ES LA POSTURA DE LA IGLESIA? ¿QUÉ DICE LA BIBLIA? Por Elenita Ibarra La adicción patológica a los juegos de azar, es conocida cómo "Ludopatía". Es el deseo incontenible de seguir apostando a pesar de la ruina que causa en la vida de una persona. Apostar significa que está dispuesto a arriesgar algo que valoras con la esperanza de recibir algo que tiene un valor aún mayor. La Iglesia no ve mal jugar un juego de azar, lo malo es cuando un juego de azar se coloca en el centro de nuestra vida y se empieza a desordenar la vida del cristiano y ha afectar a terceras personas. Cuando se daña la estabilidad económica y emocional de la persona y de las personas a su alrededor cómo la familia afectando sus necesidades de uno y de otro. Veamos que dice el Catecismo de la Iglesia Católica : 2413 " Los juegos de azar (de cartas, etc.) o las apuestas no son en sí mismos contrarios a la justicia. No obstante, resultan moralmente inaceptables

El paralelismo entre el martirio de Jesús con el de San Esteban

Imagen
  EL "PARALELO" ENTRE JESUCRISTO Y SAN ESTEBAN, EN SU MARTIRIO Por Israel Octavio Hernández Jesucristo fue condenado por "blasfemia" por decir que era Hijo de Dios y que estaba a la diestra del Padre: "Jesús le contesta: "tú lo has dicho. Pero les digo que a partir de ahora verán al hijo del hombre sentado a la diestra del poder y viniendo sobre las nubes del cielo". Entonces el Sumo Sacerdote rasgó sus vestidos y dijo: "¡Ha blasfemado!......"   (Mateo 26,64-66) San Esteban fue condenado por "blasfemia", por decir lo mismo de su Señor Jesucristo y confirmar tal verdad: "Pero él, lleno del Espíritu Santo, miró fijamente al cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús que estaba en pie a la diestra de Dios; y dijo: «Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre que está en pie a la diestra de Dios.» Entonces, gritando fuertemente, se taparon sus oídos y se precipitaron todos a una sobre él." (Hechos 7,55-57) Jesucristo

¿Sabía que fueron misioneros católicos los que dieron a conocer a Cristo en el mundo?

Imagen
  ¿SABÍA QUE FUERON MISIONEROS CATÓLICOS LOS QUE DIERON A CONOCER A CRISTO EN EL MUNDO? Por: Israel Octavio Hernández "Se proclamará esta Buena Nueva del Reino en el mundo entero, para dar testimonio a todas las naciones. Y entonces vendrá el fin." (Mt 24,14) Fueron misioneros católicos de diferentes órdenes (franciscanos, jesuitas, agustinos, dominicos etc.), los que dieron a conocer a Cristo y su mensaje, los que llevaron las Buenas Nuevas a todas las naciones y aún hoy en día, siguen haciendo misión. Las diferentes denominaciones protestantes y sectarias ya llegaron y llegan con el plato servido, así, facilitándoles su proselitismo. Pero son los misioneros católicos los que tuvieron que sufrir persecución, hambres, enfermedades, climas, animales salvajes, etc; para dar a conocer a Cristo. Y así las diferentes denominaciones que dicen ser cristianas, se ahorraron y se ahorran tales sufrimientos en su proselitismo. Pues ellos no van a lugares vírgenes, sino a lugares donde l