Buscan Leyes para demoler la fe de los católicos. Un breve repaso a esta historia sin fin


 BUSCAN LEYES PARA DESTRUIR LA FE DE LOS CATÓLICOS. 

UN BREVE REPASO DE ESTÁ HISTORIA SIN FIN


Israel Octavio Hernández


Chile (así como otros países), se está viendo sacudido por una ola de violencia anticlerical por parte de movimientos liberales o llamados izquierdistas, faltando el respeto a los inmuebles religiosos, así como a sus imágenes, esculturas e inclusive personas.


En China, la Iglesia Católica sufre persecución por parte del gobierno.  Han desprendido las cruces del exterior de los templos, y se han robado imágenes religiosas que estaban en el interior de los mismos. Prácticamente, el ser católico en China es un delito.


En Colombia un juez ordenó el retiro de todas las imágenes católicas de un edificio público, según "por respeto a otras religiones".


En Argentina, un grupo indigenista mapuche atacó el templo católico Nuestra Señora de Luján, y golpearon a un sacerdote. El grupo indigenista mapuche hasta ha incendiado templos parroquiales.


La mayoría de partidos o movimientos de la llamada izquierda (y algunos también de la llamada derecha), tienen un odio particular contra la fe cristiana, contra la Iglesia Católica, pues, a través de la historia así se ha plasmado.


Estás manifestaciones violentas buscan imponer leyes que perjudiquen la moral y fe Católica. Que se aprueben leyes que justifiquen sus más hondas perversiones.


Es bien conocido que a través de la historia, ya se han planteado leyes que perjudican a la Iglesia Católica, pero ahora, se busca golpear lo más hondo de la moral cristiana.


Estás leyes se tratan de imponer ya sea por medio de la acción violenta (como está ocurriendo en varios países) o cautelosamente por medio de una acción gradual.


Veamos paso a paso como se ha venido dando esa persecución a la Iglesia por medio de las leyes de los hombres.


El ejemplo en México:


LAS LEYES DE REFORMA


La Reforma iniciada en 1856, en el fondo tenía los mismos objetivos que la reforma emprendida por Martín Lutero y Juan Calvino en el siglo XVI: romper los vínculos del pueblo, hasta donde más se pudiera, con la Iglesia Católica.


Así es, varios de los puntos de las leyes de Reforma, apuntaban perjudicialmente sobre la Iglesia. Por ejemplo, uno de los objetivos, era quitarle a la Iglesia su base económica, y así, privándola de sus bienes y hacerle perder servicios sociales que prestaba.


Se le negaba a la Iglesia el derecho de poseer bienes, derechos que ni siquiera a los criminales se les negaba.


La ley del Matrimonio Civil para así, hacer aún lado de una vez por todas el Sacramento del Matrimonio (independiente de los beneficios que el matrimonio Civil trajera para el pueblo). Ley del Registro Civil para así, quitarle fuerza al Sacramento del Bautismo (independiente de los beneficios que trajera el registro Civil para el pueblo), la Ley Sobre la libertad de Culto (así, abrir las puertas a toda clase de sectas "cristianas" venidas de los Estados Unidos), etc.


Los impulsores de estás leyes (por mencionar algunos) eran: Sebastián Lerdo de Tejada, Santos Degollado, Juan Álvarez, Melchor Ocampo y claro, Benito Juárez.


Fue el 25 de septiembre de 1873 cuándo Sebastián Lerdo de Tejada promulgó las leyes de Reforma en la Constitución de 1857 estableciendo así, el laicismo en todo el país y la separación de la Iglesia con el Estado.


LA CONSTITUCIÓN DE 1917


La Revolución, encumbrada contra el régimen del presidente Gral. Porfirio Díaz, sobre todo en su etapa constitucionalista, con Venustiano Carranza como principal artífice, había manifestado un particular odio hacia la Iglesia Católica. Por ello, no sorprende que un espíritu antipático a la Iglesia Católica esté expuesto en la Constitución, la cual fue culminada y presentada en 1917 por el Congreso formado en tiempos del presidente Venustiano Carranza.


Tal odio aparece en el artículo 3°; que prohíbe a la Iglesia intervenir en la tarea educativa; en los artículos 24, donde se veta todo acto religioso fuera del recinto de los templos, y en el 27, en el que se despoja a la Iglesia del derecho de poseer o administrar bienes. Así como el artículo 130, donde se priva a la Iglesia de personalidad jurídica y se le somete a la autoridad civil, y el artículo 5°., donde se prohibe la existencia de las Órdenes Religiosas.


Tiempo después, al inicio de la Revolución mexicana, muchos líderes políticos y revolucionarios dieron un realce anticlerical a sus discursos, en algunos casos llegando a tener un realce antirreligioso. A partir de 1920, con el aumento de la influencia socialista en México, estos discursos empezaron a plantear una visión más radical de la religión, alentando a los grupos radicales que tenían por objetivo, según ellos:

 «luchar contra el fanatismo»


Después de la Revolución Mexicana, el bando triunfador encabezado por Venustiano Carranza, Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, se proclamó la Constitución de 1917, con leyes abiertamente anti-católicas, las cuales negaron el carácter jurídico de la Iglesia, así, limitando no sólo a la jerarquía Católica, sino limitando también ahora, hasta a los mismos fieles para ejercer su fe abiertamente.


Aumentando las tensiones entre la Iglesia y el Gobierno, el cuál, buscaba por todos los medios asegurar su poder y veía como un gran estorbo a la Iglesia Católica, que por otro lado, buscaba defender los derechos que le habían sido arrancados.


LA LEY CALLES


La  "Ley Calles" es el nombre con que se conoció a la ley complementaria que articulaba el artículo 130 de la Constitución mexicana de 1917 que, cómo ya habíamos mencionado, limitaba las "libertades" de la Iglesia católica en México. Nombre que también se le dió por el Presidente de México Plutarco Elias Calles, pues está ley fue elaborada durante su mandato. Personaje de un perfil acérrimamente Anti-Catolico. 


La ley Calles fue expedida el 14 de junio de 1926 cuyo fin era controlar y limitar aún más el culto católico en México


La promulgación de la ley Calles fue uno de los motivos principales para el inicio de la guerra cristera, la cual buscaba entre otras cosas la anulación de la ley Calles.

 

Veamos los Artículos de esta nueva ley que perjudicaban al clero y fieles católicos:


************************************************

Artículo 1º. “Todos los ministros de la religión han de ser mexicanos por nacimiento.- La pena de los infractores será de $500.00 de multa o quince días de cárcel.- El Jefe del Ejecutivo tiene facultad de expulsar al transgresor, sin más requisitos.”


Artículo 2º. “Cualquiera que celebre actos de culto, es decir que administre los sacramentos, o predique sermones doctrinales podrá ser castigado con la pena anteriormente mencionada.”


Artículo 3º. “Nadie puede enseñar religión en ninguna escuela primaria, aunque sea particular, bajo la multa de $500.00 o quince días de cárcel, pero una reincidencia amerita castigo más grave.”


Artículo 4º. “Ningún ministro de ningún culto puede abrir o dirigir ninguna escuela primaria ni enseñar en ella.- Multa de $500.00 o cárcel de 15 días a los contraventores.”


Artículo 6º. “En este artículo se prohíbe estrictamente emitir votos religiosos. Los monasterios y conventos deben ser disueltos y suprimidos.- Si los miembros dispersos de dichos monasterios volviesen a reunirse secretamente, serán multados y quedarán sujetos a la pena de uno o dos años de cárcel y a seis años al superior de ellos.”


Artículo 8º. “Se castigará con seis años de reclusión al ministro de un culto, que de palabra o escrito afirme que lo prescrito en los artículos antirreligiosos de la Constitución no obliga en conciencia.”


Artículo 9º. “Si a consecuencia de la declaración a que se refiere el artículo 8,- si diez personas protestaren, amenazaren o se valieran de la fuerza física o moral, quedarán sujetas a la pena de un año de cárcel y si entre ellas hubiere un sacerdote, éste sufrirá de seis años.”


Artículo 10º. “Pena de cinco años al ministro de un culto que critique cualquier artículo de la Constitución, bien sea en público o en privado.”


Artículos 14º y 15º. “En ellos se suprime por completo la libertad de prensa en materia Religiosa, bajo amenaza de severos castigos.”


Artículo 17º. “Todo acto público ha de efectuarse dentro del recinto de los templos, bajo pena de multa y cárcel.- El artículo 28 impone a la autoridades gubernamentales negligentes en hacer cumplir lo prescrito en esta ley, una multa de cien pesos, y la privación del cargo por un mes que será definitiva en caso de reincidencia.”


Artículo 18º. “Prohíbe estrictamente a los ministros de ambos sexos de cualquier religión el usar vestido o hábito que los distinga como miembros de alguna religión o culto.- La multa de esto será de $500.00 o 15 días de cárcel.- Una reincidencia amerita más severo castigo.- El artículo 29 determina que si una autoridad municipal es remisa en urgir el cumplimiento del artículo 18 será castigada con $100.00 de multa y un mes de suspensión de su cargo.- Una reincidencia traerá la remoción definitiva de su cargo.”


Artículo 22º. “Todos los templos son propiedad de la Nación y el Poder Federal decidirá cuáles podrán permanecer destinados al culto.- Todas las residencias episcopales, las casas curales, los seminarios, los asilos y colegios pertenecientes a asociaciones religiosas pasarán a la propiedad de la nación y el Gobierno Federal determinará a que usos ya Federales o de los Estados serán aplicados.”


Artículo 38º. “Las autoridades municipales que permitan que un templo sea abierto sin el permiso previo del Gobernador del Estado, serán suspendidas seis meses en el ejercicio de su cargo, o totalmente privadas de él. Una copia de esta ley en caracteres legibles deberá fijarse en las puertas principales de los templos o en aquellos sitios donde se tienen ordinariamente actos religiosos.”


************************************************


La ley Calles entró en vigor el 31 de julio de 1926 y como pueden ver, eran leyes muy injustas para los creyentes, pues ahora no podían ejercer su fe públicamente, cómo hacer una procesión, celebrar su culto, administrar sacramentos ni hacer predicas etc; los sacerdotes y monjas no podían ir vestidos como tales en las calles, los templos tenían que estar cerrados, a menos que tuvieran un permiso del gobierno, los monasterios y conventos tenían que ser disueltos y suprimidos, los inmuebles pasaban a manos del gobierno etc.


Los sacerdotes eran los más castigados. Aunque los artículos mencionan sólo multas y años de cárcel, la realidad es que hubo muchos fusilamientos a sacerdotes, como el del padre Francisco Vera en Jalisco (1927) y el del Beato Padre Miguel Agustín Pro en la Ciudad de México (1927). Y no se diga con los cientos de fusilamientos que hicieron a los guerrilleros cristeros. Hay un cálculo de 250,000 muertos que dejó la guerra entre cristeros y soldados por causa de la ley Calles.


PRESIDENTE LÁZARO CÁRDENAS, MÁS DE LO MISMO


Cárdenas tomó posesión como presidente de la República en 1934, simpatizaba con el comunismo desde muy joven, aunque lo ocultó durante muchos años. Ya como Presidente de México se empeñó en crear las bases para que el marxismo fuera penetrando desde las primarias hasta las universidades. En Monterrey contestó a sus objetores que "más daño hacían los fanáticos (refiriéndose a los católicos) que el mismo comunismo".


Se imprimieron folletos con contenido marxista. El folleto "Un arito proletario", de Darío Marañón, ostentaba los emblemas comunistas y masónicos, y ridiculizaba a los católicos."El Manual Práctico de Educación Irreligiosa", de Germán List Arzubide, decía que de un lado estaba el pueblo bajo la bandera roja, y que del otro lado estaban "los extorsionadores, los perennes hartos, y con ellos, Dios, él Papa y la clerecía".


En una circular se recomendó a los maestros decir "salud, camarada" en lugar de "adiós". Se prohibió a militares uniformados entrarán a prostibulos e iglesias, como si ambos sitios fueran igualmente infames.


En el palacio de Bellas Artes en un "sábado rojo" se dijo: "Necesitamos que los jóvenes no tengan mitos, santos, dioses, ni religiones". 


La agitación anticatólica cobro nuevos bríos. No se permitía a los sacerdotes en Chiapas, Colima, Guerrero, Tabasco, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.


En Tabasco se "socializaron" los cementerios para suprimir cruces y ángeles.


Más de treinta templos fueron demolidos en ese estado, incluyendo la Catedral. Un himno decía: "¡Que alegría que no hay Dios!" Muchos jóvenes fueron asesinados por oponerse a injustas medidas por parte del gobierno.


El Presidente de México Lázaro Cárdenas, prohibió a miembros del gobierno fueran a Misa: "La asistencia a actos religiosos de todo funcionario público, desorienta al pueblo proletario, que ha visto en el Clero el tradicional enemigo de su liberación". (Memorias de Lázaro Cárdenas tomo 11)


Cárdenas confiscó 298 inmuebles católicos, como templos, orfanatorios, hospitales, conventos, escuelas y asilos, ésto tan sólo en su primer año de gobierno. 


Pero no sólo el Presidente de México era enemigo acérrimo de la Iglesia, entre los políticos de aquel tiempo había muchos, entre ellos uno muy feroz ….. Tomás Garrido Canabal. 


EL GOBERNADOR TOMÁS GARRIDO CANABAL


Más que sus reformas para el mejoramiento de condiciones de vida, es más conocido por haber dirigido una política autoritaria basada en el anticatólicismo y con medidas muy radicales para desarraigar el influjo de la Iglesia de la sociedad mexicana. Personaje que tenía como uno de sus principales objetivos eliminar el cristianismo en aras de promover lo que él consideraba el “progreso del pueblo”.


Para ello persiguió y ordenó la matanza de católicos, además mandó destruir sitios y objetos de culto, como la ermita del Sagrado Corazón de Jesús, donde más de 20 personas fueron asesinadas. Se burló de los símbolos y personajes de la tradición cristiana hasta caer en el absurdo.


Quebrantó el espíritu de muchos católicos al imponer pena de cárcel para quién poseyera objetos de devoción y obligó por ley a los sacerdotes a contraer matrimonio, esto como una humillante salida para evitarles el destierro o la muerte.


Garrido Canabal fué un fanático anticlerical como pueden encontrarse pocos en la historia de América Latina.


En su afán laicista para tratar de desaparecer cualquier rastro de la cultura cristiana, cometió toda clase de injusticias:


Saqueó y clausuró las iglesias, hizo quemar las imágenes de los santos, mandó a quitar las cruces de las tumbas en los cementerios, de donde hizo desaparecer imágenes y mausoleos, para que fueran cambiados por columnas truncas de igual tamaño, que tuvieran por todo epitafio un número, un nombre y una fecha; sustituyó las fiestas religiosas por ferias agrícolas y ganaderas, ordenó cambiar los nombres de las poblaciones que llevaran nombres de santos, para que fueran repuestos por nombres de héroes, sabios, maestros y artistas.


Con la intención de producir una revolución cultural, Tomás garrido ordenó la quema y sacrilegio de imágenes religiosas en las plazas públicas. Durante la quemazón hacía énfasis en que los niños y fieles fueran quienes quemaran sus propias imágenes. En muchos casos las iglesias fueron convertidas en escuelas o cuarteles.


Incluso prohibió la palabra “adiós” para saludarse, probablemente por la referencia fonética con el término Dios, y reemplazó la expresión de este gesto cotidiano con “salud”.


Muchos tabasqueños cuentan que en su finca experimental La Florida, bautizó a un burro catalán como “el Papa”, a un toro como “Dios”, a una vaca como “la Virgen de Guadalupe”, y a un cerdo como “San José”. Y durante su segundo período como gobernador, creó los “camisas rojas”, una milicia privada formada por jóvenes fieles a su credo radical.


Pero el desprecio que Garrido Canabal sentía por él catolicismo no terminó ahí, sino que, como un estigma, puso nombres excéntricos a sus hijos para burlarse de la fe cristiana.


La figura de Garrido Canabal es una de las más representativas de la persecución religiosa en México y de las atrocidades a las que puede llegar el poder político al tratar de desarraigar el factor religioso del corazón de un pueblo.


Así como todos esos ejemplos que acabo de exponer, hoy en día se vuelve hacer presente el anticatólicismo y se vuelven a fomentar leyes que afectan ahora no sólo la fe cristiana, sino también la moral.


Hoy en día, para ser católico se necesita de mucho valor para anteponer la fe, antes que los caprichos humanos.

Oremos constantemente, pues se vendrán tiempos muy críticos para la fe de los fieles.


"La causa de que piensen o de qué pretendan hacer creer que la doctrina cristiana no es provechosa para el Estado, es que no quieren un Estado apoyado sobre la solidez de las virtudes, sino sobre la impunidad de los vicios". San Agustín


BENEDICITE DEUM  🙏🏻

_____________________________________


De nuestra página de facebook Solum Verbum Dei.

Los invitamos a darle LIKE a este proyecto.

https://www.facebook.com/solumverbumdei/

Comentarios