Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2020

La otra cara de la moneda, sobre sí María Santísima dió a luz con dolor

Imagen
LA OTRA CARA DE LA MONEDA SOBRE EL PARTO DE MARÍA SANTÍSIMA CON DOLOR Consejo Episcopal Latinoamericano  CELAM. Padre Carlos Ignacio González. Bogotá- 1988 CELAM Editado por Elenita Ibarra Realmente, sobre sí María dio a luz sin dolor es un tema que poco a poco empieza a tratarse en los primeros siglos. Tal vez un primer testimonio que tenemos es el de las Odas de Salomón, un himnario cristiano de principios del s. II. La oda 19, sobre la virginidad de María (según la piedad popular) dice: "El seno de la Virgen concibió y dio a luz: y la Virgen vino a ser madre con mucha misericordia: Y estuvo preñada y sin dolor dio a luz un hijo. Para que no sucediera nada inútilmente ella no fue en busca de comadrona (porque fue Él quien hizo que ella concebiera). Ella dio a luz como si fuera un hombre por su propia voluntad" Más frecuentemente se encuentra en varios apócrifos, los cuales, aun no teniendo un peso teológico, son testigos de las ideas religiosas populares. He

¿Ha habido alguna definición dogmática sobre al modo del parto de la Vírgen María?

Imagen
¿HA HABIDO ALGUNA DEFINICIÓN DOGMÁTICA SOBRE AL MODO DEL PARTO DE LA VÍRGEN MARÍA? Sobre el El Sínodo Romano Lateranense bajo él Papa Martín I (año 649) Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM. Padre Carlos Ignacio González. Bogotá- 1988 CELAM Editado por Elenita Ibarra Hasta donde sabemos sólo un Concilio (local) ha tratado esta materia: El Sínodo Romano Lateranense bajo él Papa Martín I (año 649). Veamos: "Canon 3. Si alguno no confiesa, de acuerdo con los santos Padres, que la Santa y siempre Virgen e Inmaculada María es propia y verdaderamente Madre de Dios, como quiera que propia y verdaderamente concibió sin semen, por obra del Espíritu Santo, al mismo Dios-Verbo que nació del Padre antes de todos los siglos; y que lo dio a luz sin corrupción, permaneciendo su virginidad indisoluble aun después del parto, sea condenado" Algunos autores, cómo el teólogo C. Pozo, consideran que en el texto citado la virginidad en el parto es doctrina definida, como dis