¿Que es una Parábola? ¿Para que sirve? ¿Quienes la utilizaron?


¿QUÉ ES LA PARÁBOLA?
¿PARA QUÉ SIRVE?
¿QUIENES LA UTILIZARON?

Por el Dr. en Teología Guillermo Dip Rame

Las Parábolas, naturaleza y número.

Un método antiguo de enseñanza popular era el de las Parábolas. En sí la parábola es una comparación desarrollada que toma la forma de historia. Pero la parábola es un medio catequístico, más que enseñarnos historia quiere llevarnos a reflexionar sobre nuestra conducta, movernos a un cambio de vida, a la conversión. Para eso se vale de ejemplos verosímiles, sacados de lo que suele acontecer en la vida real y que pedagógicamente induzcan al oyente a un juicio de conducta que luego pueda, si está dispuesto y abierto a Dios, hacerlo cambiar de vida diciendo: ese soy yo.

David pecó gravemente tomando como mujer a la esposa de su oficial Urías, seducido por su extraordinaria belleza, a pesar de ser extranjera, y luego de cometer adulterio, asesinó a Urías para quedarse legalmente con ella. El poder lo cegó y no le mordió la conciencia. El profeta Natán, en situación tan delicada le abrió los ojos por medio de una PARÁBOLA. Un rico propietario le roba la única oveja que tiene un pobre, para complacer a sus invitados, David exclamé indignado:

"¡Ese hombre es reo de muerte!"

Y el profeta lo hace caer en la cuenta:

"Ese hombre eres tú" (2 Sam 12, 1-5).

Como David era un rey auténticamente piadoso, pronto reflexiona, se declara culpable, y profundamente arrepentido pronuncia el MISERERE:

"Ten piedad de mí, Señor, por tu gran misericordia. Pues contra ti sólo pequé, e hice el mal delante de tí" (Sal 51, 3-6).

La parábola es una comparación sencilla entre una historia verosímil y nosotros con nuestra conducta. Los detalles históricos son meros adornos, y lo que importa en ella es movernos a la conversión, al cambio de conducta al "Arrepiéntanse y cambian de mentalidad porque el reino de Dios está cerca" o más simplemente "Cambian de mentalidad y crean en el Evangelio" (Mc 1,15).

La parábola se distingue de la alegoría, que también es una comparación, pero con fines didácticos, para instruirlos en las cosas del Reino de los Cielos, de suerte que en la alegoría cada figura, cada imagen, simboliza, significa algo, de suerte que se ha podido definir como "una parábola continuada".

Los autores bíblicos mezclan fácilmente la enseñanza con la exhortación, la llamada a la conversión y la instrucción, los elementos parabólicos y los alegóricos, de suerte que es difícil encontrar parábolas o alegorías puras. Por eso es difícil también saber exactamente Cuántas parábolas hay en los evangelios. En general podemos decir que los evangelios sinópticos que acabamos de estudiar, prefieren la parábola, son un llamado a la conversión, y qué Juan, más profundo, y ante comunidades más maduras en la fe, con más tiempo de haber abrazado el cristianismo, prefiere la alegoría.

1) en cuanto al número y ateniéndonos al uso del término PARÁBOLE, los sinópticos lo usan 48 veces: 13 veces Marcos, 17 Mateo, y 18 Lucas. Juan usa otra palabra, PAROIMIA, y el resto del N.T. no la usa, excepto dos casos de Hebreos: (Heb 9,9; 11,19). Comparando los pasajes, vemos que contienen unas 30 parábolas diferentes, de las cuales sólo 19 contienen textos precisos calificados de parábolas, siempre inspirados en las parábolas o MASHAL del Antiguo Testamento.

2) Describiendo un poco más la naturaleza de las parábolas y de las alegorías, podemos decir que la parábola está en la línea de la IMAGEN: los griegos piensan en ideas abstractas, pero los orientales semitas son más concretos, piensan en imágenes.

De esta manera la parábola es un SÍMBOLO que hay que descifrar, como cuando la cifra resulta inadmisible para el no iniciado, tenemos un "enigma", como cuando Sansón dice a los filisteos:

"Del que come salió lo que se come, y del fuerte salió la dulzura" (Jue 14,14). El enigma se refería a la miel de un panal que estaba en las entrañas de un león.

Cuando la cifra se comprende fácilmente, tenemos la Parábola propiamente dicha, como la oveja del pobre y David (2 Sam 12,1-5).

Jesús se sirvió de ambas figuras, la parábola griega con sus ideas abstractas en el contexto de su narración, y la alegoría semita con su imagen significativa.

Las parábolas de Jesús son Imagen de la Buena Nueva o Evangelio, del carácter escatológico o futuro de su predicación, de su llamamiento a la conversión, de sus conflictos con los fariseos.

3) el capítulo 13 de Mateo a sido calificado como el capítulo de las parábolas, y trata del misterio del Reino. Vamos a clasificar las parábolas del Evangelio en torno al tema central de Mt-Mc: "El Reino de Dios".

Las parábolas evangélicas representan las realidades divinas. Elegidas a ciencia y conciencia por Nuestro Señor, llevan en sí mismas, aún hoy en día, el pensamiento y la vida del artista divino, el que las ha pronunciado es el Verbo de Dios.

DIOS LOS BENDIGA

Comentarios