¿Porqué es pecado ser supersticioso?


¿Porqué es pecado ser supersticioso?

Por nuestra hermana Elenita Ibarra

"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente"
(Dt 6,5; Mt 22,37).

Las supersticiones comprenden el conjunto de prácticas rituales y creencias basadas en el pensamiento mágico o en una religiosidad en cierto modo degradada.

La superstición y la religión son realidades incompatibles. Sin embargo, existen católicos que "sin quererlo" por ignorancia, las practican de modo habitual. Algunos califican hoy a la práctica religiosa como superstición, esto tendría fundamento si dicha práctica fuera imprudente (la Superstición no está en la materialidad de los ritos, puesto que ellos son comunes a las religiones). Además, la religión, como su nombre lo indica ( del latín religare, unir, ligar), nos lleva hacia Dios, en cambio la superstición acaba con nuestra fe en Dios porque tiende hacia otra dirección: 

"si hay algo que en sí mismo no pertenece a la gloria de Dios, ni tiene por objeto que la mente del hombre se eleve a Dios, o que no oriente las capacidades del hombre en provecho suyo y de los demás; o sí es una alternativa que tome el lugar de iglesia que Sacramento Universal de Salvación, Entonces ese algo es superfluo y supersticioso, porque siendo exterior, no lleva al culto interior de Dios". Santo Tomás Afirma: "El culto al único y verdadero Dios es algo propio de la religión. Luego, la superstición se opone a la religión" (STh. II-II q92 a.1).

Así que lejos de liberar al hombre, las prácticas supersticiosas lo esclavizan.

Hay tantas y tan variadas formas de superstición que las podemos dividir así:

1 - Superstición como culto indebido a Dios.

La devoción a los santos es querida por Dios, a través de ellos vemos la grandeza de su poder y amor hacia los hombres. La devoción popular que se tiene algunas imágenes de santos desvirtúa por el significado último, en su intencionalidad, pues, se colocan en las casas o en los negocios no con el fin de imitar sus virtudes, orar con ellos, pedir su intercesión, conocer su vida y obra (para llevarnos a Dios) a favor de la iglesia, de los hombres y de la fe, sino con el fin de obtener buena suerte, éxito en los negocios, conseguir novio (a), alejar el mal y atraer el bien. La falsa devoción a "san Juditas" (en México), San Martín Caballero (hasta ajos le ponen para alejar al mal), San Antonio, etc., son el típico ejemplo de una religiosidad desviada, puesto que se les tiene como amuletos y no como a Santos que son.

2 - Superstición por adivinación.

Es la pretensión de conocer lo que está más allá del poder normal de la inteligencia y de la fe. El verdadero conocimiento de las cosas se alcanza mediante la investigación y el estudio. La iglesia ha luchado permanentemente en contra de esta plaga, que aparece sobre todo en situaciones límites de la vida humana, como el nacimiento, la enfermedad o la muerte. La invocación a los muertos, el espiritismo, la quiromancia, el tarot, la brujería y la magia (para beneficiarse o dañar a otros), la astrología en general, etc., son medios irracionales para conocer lo que supera nuestras posibilidades, pero sólo nos llevan al engaño, pues no se tiene el conocimiento de que Dios es el señor de la historia y de la vida que participa a través de su iglesia en la salvación de los hombres.

3 - Superstición de las vanas observancias

Es la utilización de signos vacíos de todo contenido: No pasar por debajo de una escalera. No pisar objetos en forma de cruz. La creencia en días y colores favorables o desfavorables, números cabalíticos, pócimas y ungüentos tener éxito, etc. En todas partes se ofrecen técnicas esotéricas y místicas para adquirir la "armonía interior" mediante fórmulas y símbolos, "métodos de concentración", poniendo en realidades humanas (videntes, adivinos, magos, espiritistas) la confianza que hay que poner sólo en Dios, y en sus sacramentos verdaderos. La desesperación, y los problemas aparentemente irremediables, llevan a la gente a recurrir a este tipo de creencias con la urgencia de una solución rápida e inmediata.

4 - Superstición como idolatría

Los que ponen su confianza en objetos que tienen un supuesto poder en sí mismos, en el poder de ciertos elementos (como los metales, pirámides mágicas de encantamiento); amuletos y talismanes (como la pata de conejo, el ojo de venado, etc.) son "la presa fácil" para lucra con sus compras y se aprovecha de la ingenuidad las personas. Ningún elemento tiene poderes sobrenaturales por sí mismos o elementos mágicos. Quienes aseguran esto no son sino charlatanes que se agregarían al consumismo materialista de nuestro tiempo.

La práctica de portar medallas, escapularios, reliquias, etc., o de pronunciar jaculatorias o fórmulas sagradas, es buena y legítima si se llevan o se pronuncian como una manera de reconocer y de expresar la necesidad que tenemos del auxilio divino o como un modo de reverenciar a Dios; Pero puede ser una práctica supersticiosa si ponemos nuestra confianza en la materia de la que están hechos o en el hecho físico de llevarlos puestos, o en su pronunciación material como fórmulas mágicas.

En la Biblia Dios prohíbe las creencias supersticiosas:

"Cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron la criatura en vez del creador" (Rom 1,25)

"Que no se haya nadie que practique encantamientos o consulte a los espíritus; que no se haya ningún adivino ni quién consulte a los muertos"
(Dt 18,11)

"No consulten a los nigromantes, ni consulten a los adivinos, haciéndose impuros por ello; Pues yo soy su único Dios" (Lev 19,31)

Y si les dicen a ustedes: "consulten a los adivinos qué cuchichean y murmuran,", respondan: "¡por supuesto que todo el pueblo debe consultar a su Dios! ¿A caso hay que consultar a los muertos por los que viven?" (Is 8,19)

La Evangelización es el medio más eficaz para combatir todas estas desviaciones qué mucha gente cree por la ignorancia de las verdades fundamentales de la fe.
Por otro lado, la falta de evangelización y el descuido pastoral, fomentan la proliferación de creencias desviadas y el avance de las sectas en el pueblo católico.

El remedio eficaz contra las supersticiones es el conocimiento y la profesión de la fe católica, disipa la ignorancia y engendra La Piedad. Consta, por experiencia, qué los hombres se vuelven más supersticiosos cuanto más se apartan de la fe católica y de la obediencia y sumisión a la iglesia: desechan los dogmas revelados, cuya fe ilumina y ennoblece el entendimiento, y por justo juicio de Dios.

Sin embargo, la religiosidad popular presente en nuestro continente, puede ser fuerte y medio de acercamiento si ésta se considera en cuanto a conjunto de valores, creencias, actitudes y expresiones tomadas de la religión católica. La religiosidad Popular es un elemento privilegiado para el diálogo entre el Evangelio y las culturas; constituye la sabiduría de un pueblo. Por lo tanto, para evangelizar profundamente una cultura, hay que formar en ella esa religiosidad, procurando que se alimenté de un conocimiento del mensaje cristiano auténtico.

La veneración de los fieles a la Madre de Dios, ha asumido formas múltiples, según las circunstancias de lugar y de tiempo y la diversa sensibilidad de los pueblos y sus diferentes tradiciones culturales. Las formas en las que está piedad mariana se ha expresado, sujetas al desgaste del tiempo, se muestran necesitadas de una catequesis renovada que permita que los elementos caducos sean sustituidos, que se subrayen los valores perennes y que se incorporen aquellos datos doctrinales que son fruto reflexión teológica enseñados por el Magisterio de la Iglesia. Tal catequesis es sumamente necesaria. Y se caracterizará claramente por su dimensión trinitaria, cristológica, y eclesial, intrínseca a la mariología. Además, en el discernimiento sobre los ejercicios de piedad mariana, como en la creación de nuevas prácticas, habrá que tener presentes las orientaciones eclesiales de tipo bíblico, litúrgico, ecuménico y apologético.

"Lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en Mi sendero" (Sal. 119,105).

Dios los bendiga
____________________________________

De nuestra página Solum Verbum Dei.
Los invitamos a darle LIKE a este proyecto.

Comentarios

  1. Justo el tema que estaba buscando, tengo muchos familiares que siguen yendo a los curanderos, porque dicen que son curanderos que hacen el bien curan a sus hijos, porque el curandero donde ellos van, para curarlos les hace rezar el rosario a las personas para curarlos.

    Pero yo les dije que eso no curan con el don del espíritu Santo, porque ese curandero usa "la adivinación" y lo hace con la coca de coquear para adivinar el problema de la gente. Y la adivinación no es ahradable a Dios según muchos versículos de la Biblia.

    Pero ellos me respondieron y se defendieron usando la cita Biblica donde Jesús dijo: "Si Satanás lucha contra si mismo, como podrá subsistir su reino"

    Es decir si un curandero destruye los maleficios y hace el bien en las personas, entonces ese curanderos no esta a favor del diablo, sino a favor de Dios.

    Bueno no supe como responderle.
    Me podrían ayudar.
    Sobre los curanderos que usan el rosario e imágenes de santos para hacer sus curaciones

    ResponderBorrar

Publicar un comentario