María según San Lucas


MARÍA SEGÚN SAN LUCAS
Por nuestro hermano Matías Sánchez

Si bien en los cuatro Evangelios se nos habla de María, la Madre del Señor (S. Mt 1 y 2 ; S. Jn 2, 1-12; S. Jn 19, 25-27), San Lucas es el que más profundiza en su historia.

Incluso, podemos decir que mucho de lo que San Lucas escribió, salió del corazón de María.

San Lucas no fue testigo presencial de los hechos que cuenta en su Evangelio, es más, ni siquiera conoció personalmente a Jesús mientras él estaba en la tierra.

En su prólogo, San Lucas dice que todo lo que escribió fue el resultado de una investigación diligente ( S. Lc 1, 3). Sin lugar a dudas, Lucas fue entrevistando a cada testigo y así fue redactando su Evangelio.

Ahora, si cada evento de este Evangelio fue contado por un testigo presencial de los hechos, debemos suponer que los primeros capítulos de este libro salieron del corazón de María ( S. Lc 2, 19); ya que ella fue la única testigo de la anunciación del Ángel (S. Lc 1, 26-38), de cuando ella visitó a Isabel ( S. Lc 1, 39-79), del nacimiento de Juan el bautista (S. Lc 1,57-80), del nacimiento de Jesús (S. Lc 2,1-20), de la circuncisión de Jesús y su presentación en el Templo (S. Lc 2,21-36), de los detalles de la vida oculta del niño Jesús (S. Lc 2,39-40. 51-52) y quién, sino ella, sabría cuando Jesús se "perdió" en el Templo ( S. Lc 2, 41-50).

También podemos ver que San Lucas nos cuenta un momento del ministerio de Jesús, el cual nos habla de la relación entre Jesús y su Madre.

La madre viuda y su hijo muerto

"Una prefigura de María y Jesús"

Cuando leemos (San Lucas 7,11-16), vemos una "Prefiguración" de Jesús y su Santa Madre, pues en este texto hay tres cosas fundamentales.

1) Una madre sola (ya que era viuda)

2) El hijo muerto.

3) El hijo que resucita.

Este texto más allá de ser un hecho histórico es una prefigura de lo que iban a vivir Jesús y su la Virgen María más adelante..

"Cómo la presenta"

San Lucas ve en María grandes características fundamentales, y es así como la presenta.

A) María, colaboradora de Dios.

Conforme a la visión israelita de la alianza, para actuar de una manera salvadora sobre el mundo Dios mismo "necesita" que los hombres le acepten y respondan. Ahora bien, para que nazca humanamente el Hijo Eterno, Dios mismo ha esperado que María le responda; ella aparece así como aquella persona que ha dialogado con Dios en forma plena y le ha respondido con el hágase de su colaboración como persona (mujer).

San Lucas 1,26-38.

B) María, la creyente

Ella es bienaventurada porque aceptó la palabra de Dios y porque ha creído (S. Lc 1,45).

En una oportunidad una mujer alabó la maternidad de María:

"Alzó la voz una mujer de entre la gente, y dijo: ¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron! Pero Jesús dijo: Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guarda". (San Lucas 11,27-28)

Este pasaje nos muestra que la grandeza de María no sólo se encuentra en el plano maternal de "vientre y pechos"; sino que María es importante dentro de este Evangelio porque ya ha creído en la palabra de Dios y ha respondido con su propia palabra y con su vida de creyente y portadora de la bendición Mesiánica dentro de la historia.

San Lucas 1, 42-43.

C) María es profetiza de la nueva humanidad

En la línea de las viejas "madres" de Israel, que cantan la victoria de su pueblo sobre los poderes enemigos (1° Samuel 2, 1-10; Éxodo 15,20-21; Jueces 5), María ha proclamado la gran obra salvadora de Dios entre los hombres. Ella es la primera y la más grande de todos los profetas cristianos cuando dice que Dios "ha derribado del Trono a los potentados y ha elevado a los oprimidos; a los hambrientos los colma de bienes y despidió vacíos a los ricos" (San Lucas 1,46-55).

D) María, Arca de la Nueva Alianza

En algunos versículos de los primeros capítulos de este Evangelio, San Lucas se toma el tiempo de narrar ciertos detalles de la vida de María que, sin lugar a dudas, la podemos asimilar con la historia del Arca de la Antigua Alianza.

¿Que era el Arca de la Antigua Alianza?

Era una especie de "cofre" o "baúl", hecho de madera y bañado en oro. Esta Arca la mandó a hacer Dios (Éxodo 25, 10-11) y era lo más sagrado que tenía el pueblo de Israel, por dos cosas:

1) En ella se guardó:

Las tablas de la Ley (la Palabra de Dios). Éxodo 40,20; Hebreos 9,4.

Una vasija de oro con maná (Pan del cielo).

Éxodo 16,33-34; Hebreos 9,4.

La vara de Aarón que había florecido (que da fruto). Números 17,23-26; Hebreos 9,4.

2) No solo era sagrada porque en ella se encontraban guardadas estas cosas, sino porque desde ella Dios se manifestaba y le hablaba a su pueblo.

Éxodo 25, 22.

En un momento de la historia esta Arca que se encontraba en el "Sancta Sanctorum" del Templo, "desapareció".

En 2° de Macabeos 2, 4-8 dice que el Arca fue escondida por el Profeta Jeremías.

Ya para la época de Jesús el Arca no se encontraba en el Templo.

San Lucas va a detallar algunos momentos de la vida de María que son similares a algunos momentos de la historia del Arca.

1) David habla del Arca y dice:

"¿Cómo podrá venir a mí el Arca del Señor?" (2° de Samuel 6,9)

Lo mismo dice Isabel al ver a María:

"¿De dónde a mí que venga a mí la Madre de mi Señor? (San Lucas 1,43)

2) El Arca del Señor permaneció tres meses en la casa de Obed-Edom. (2° de Samuel 6, 11; 1° de Crónicas 13,14.)

María permaneció tres meses en la casa de Isabel. (San Lucas 1,56).

3) También podemos comparar la alegría de Isabel, la exclamación a gran voz y el salto del niño en su vientre, con la alegría y el festejo que hicieron David y el pueblo al ver el Arca.

(San Lucas 1, 41-42)

(2° de Samuel 6, 14-15)

Dios los bendiga

Comentarios