La eficacia de la apologética en un diálogo


LA EFICACIA DE LA APOLOGÉTICA EN UN DIÁLOGO CON UN NO-CATÓLICO

Por: Israel Octavio Hernández

Les contaré 4 experiencias que tuve dialogando con algunos hermanos de otra denominación.

En está ocasión veremos la eficacia que tiene la maravillosa Ciencia de la apologética sabiendola utilizar positivamente con nuestros amigos no-católicos.

Muchos piensan que la apologética sólo sirve para pelear, discutir y ganar una batalla, pues lamentablemente muchos Católicos hacen mal uso de esta ciencia y pareciera que así fuera.

Pero sabemos que la Apologética empleada objetivamente, con oración, con amor, caridad, mansedumbre, astucia, y positivamente, será eficaz en un diálogo, pues aquí no se trata de ganar una batalla, sino más bien ganar un alma.

Sabemos que no es fácil convertir a un amigo o familiar que no es católico, pues a veces es más el orgullo que tiene, que el amor a la verdad, pues no quieren reconocer que están en el error, y aunque ven las pruebas, endurecen su corazón (como el faraón de Egipto).

Si, es difícil, pero no imposible.
Les platicaré 4 experiencias.

MI AMIGO EL ABOGADO

Está primera experiencia la tuve en mis primeros dos años de apologéta, había terminado de estudiar con los Apóstoles de la Palabra del Padre Flaviano Amatulli, cuando mi primo Oscar Torres Hernández, me presento a un compañero de trabajo suyo (eran comerciantes), el cual estaba estudiando con los Testigos de Jehová (secta de la cual yo estuve reuniéndome anteriormente), el trabajaba y estudiaba, pero dejaría todo por la secta, pues quería ser precursor (ejercer la predicación) de tiempo completo y dejaría casa, familia, estudios y trabajo para viajar y traer nuevos adeptos para la secta.

Nos presentó y comenzamos a platicar, pero esa plática comenzó hacerse más intensa, yo le daba respuestas bíblicas a todas sus objeciones y entonces él exclamó:

“¡¡Ya no siento lo duro, sino lo tupido!!....Pero…..Ahora creo en Jehová más que núnca y eso nadie lo hará cambiar”

Así fue el primer día, digo, el primero, porque de ahí vinieron más días, ¡¡meses!! No se cuantos meses, pero llegó el momento en que un día él con los ojos húmedos tuvo la madurez para reconocer que estaba en una SECTA, que todo lo que él creía era falso, y decía:

“Y yo que iba a dejar todo por esta secta, mis estudios,….todo…. inclusive quemé muchas de mis pertenencias, libros, discos, películas etc. Pues me habían dicho que todo eso era del diablo. Ahora qué voy hacer con estos trajes, los compre para salir a predicar y asistir al Salón del reino, me costaron muy caros…..”

Después el se repuso y supo para que le servirían los trajes, pues terminó sus estudios y ahora es un exitoso abogado, con su propia oficina en un edificio frente al Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México, lo cual no hubiera sido posible si él no hubiera abierto su mente y corazón, se hubiera quedado en la secta.
Desde ese momento hasta hoy en día, hemos forjado una gran amistad.

TODA UNA FAMILIA SALÉ DE LA ORGANIZACIÓN TESTIGOS DE JEHOVÁ

Una de las más grandes muestras que tengo sobre la eficacia de la apologética, es cuando hace años me dedicaba a las ventas por cambaceo, esto sucedió en Ozumba Estado de México.

Al pasar en un hogar para hacer labor de venta me encontré con un hogar en donde todos los miembros de la familia acababan de entrar a la secta Testigos de Jehová, menos la madre, la cual seguía aferrándose a su fe católica, entonces salió el tema sobre la fe, y la señora me platicó su desdicha.

Todas sus hijas junto con sus esposos y sus hijos acababan de entrar a la secta Testigos de Jehová y ella no sabía qué hacer, estaba muy triste por lo ocurrido. Platiqué con ella y le dije que probablemente podría ayudarla. En ese momento salió una de sus hijas y al saber que es lo qué estaba platicando con su madre, comenzó a cuestionarme, entonces yo, ya con más experiencia, sin discutir la fui llevando al punto al cual a mi me interesaba, la fui envolviendo y le deje la espina clavada.

Entonces concordamos formalmente una cita para el día domingo en su casa, para que pudiera estar toda la familia y así todos pudieran escuchar mis argumentos.

Así el día domingo llegué junto con mi primo Oscar Torres Hernández. Se sorprendieron al vernos entrar con una mochila llena de libros (La Biblia y muchos libros de la secta), veníamos bien equipados para exponer los errores que enseñan y lo peligrosa que puede ser.

Al principio estaban algo a la ofensiva, después a la defensiva, pero mientras más pasaba el tiempo comenzaban a ser más receptivos, comenzaron a poner más atención a mis argumentos, y  escuchaban detenidamente, ya no discutían, más bien se mostraban sorprendidos de todo lo que les mostraba con la propia literatura de la secta.

Les mostré cómo es que habían dado fechas del fin del mundo, los muchos cambios que han hecho de su doctrina a través de sus pocos años de existencia, como manipulan las notas de eruditos, teólogos, políticos, enciclopedias, etc. Cómo ha muerto mucha gente por causa de la secta, ya sea porque no se operaron por pensar que ya venía el fin del mundo, o por causa de no querer recibir transfusiones de sangre, como es que separan y destruyen familias, el origen espiritista de su traducción del nuevo mundo, como fue que se originó la secta, como los exprimen económicamente, etc.

Para después, mostrarles con Biblia, con historia, con patrística y el sentido común, que la Iglesia Católica es la Única fundada por Jesús hace 2000 años y que las demás son sólo sectas fundadas por hombres.

Al ver todos las pruebas no tuvieron otra opción que reconocer el error, que estaban en una secta y con humildad que lo correcto era regresar a la Iglesia Católica. Claro, tenían que remendar el camino, una de ellas exclamaba:

“¡Ahora que le diré a mi esposo! ¡¡Pues ya lo había convencido y ya iba a las reuniones!! ¡¡Ahora tendré que decirle que todo era falso!!”

Me despedí y la señora me agradeció la labor que hice con su familia. Tiempo después regrese, salió una de las hijas de la señora y me encontré con la excelente noticia que los hijos ya estaban llendo a la Iglesia ha prepararse para su primera comunión y que ellos estaban participando en grupos de formación.

Está converción por la gracia de Dios fue en un día, pero hay veces, (como el relato anterior) que es durante más tiempo.

DEBATE EN VÍA PÚBLICA

En una ocasión que iba yo en vía pública y me interceptaron dos Testigos de Jehová (que suerte tengo con estas personas), comenzaron hablar sobre el Bautismo, entonces comencé a mostrarles con la Biblia la enseñanza Católica sobre dicho tema.

Ellos enseñan que el Bautismo sólo es un símbolo de dedicación a Jehová, que no hace nada al interior del bautizado, que no se recibe Espíritu Santo, que tiene que ser por inmersión y que sólo es para adultos.

 El debate se puso bueno cuando se tocó el Bautismo de niños, les mostré varias citas bíblicas en donde se bautizaron familias enteras (Hec 16,15; 29 - 33 1Cor 1,16), como San Pedro confirma que el Bautismo también es para nuestros hijos (Hec 2, 38 - 39) como Jesús dice “Dejen que los niños se acerquen a mí, no se los impidan”, etc.

Los dos me discutían, uno más que el otro. Al final no llegamos a ningún acuerdo (como casi siempre), y me despedí de ellos, pero no querían dejarme ir, pues se sentían humillados, y querían desquite, no los complací y me retiré.

Pasado unas semanas, ¡SORPRESA! Me encontré con uno de ellos, y en cuanto me vio, me paro de inmediato y me dijo:

“¿Te acuerdas de mí? Soy el testigo con el que debatiste sobre el Bautismo. Me quedé pensando, me puse a reflexionar durante estos días y me di cuenta que tienes razón, la Biblia si habla sobre el Bautismo de niños, los textos que mostraste sobre familias enteras bautizadas son claras, y pues es lógico que ahí había niños, pues en aquellos tiempos las familias eran numerosas y todas con niños.”

Nos quedamos platicando un buen rato, y le expuse más sobre la enseñanza de la Iglesia, al final él se despidió satisfecho pero con más dudas sobre su secta, quería saber más, así que me dió su dirección para que lo visitará y así seguir platicando.

Lo visité dos ocasiones más, pero lamentablemente después le perdí la pista, pues el sólo rentaba en ese lugar y se había cambiado por motivos de trabajo. No pude volverlo a contactar, pues ninguno de los dos teníamos teléfono, y aún no existían las redes sociales, pero sé que así como él, muchos sectarios al momento de un debate van a aferrarse y no van a demostrar que se sienten movidos por la razonable enseñanza de la Iglesia, un sectario jamás te dará la razón en un debate, pero…...al llegar ellos a su casa meditarán y muchos comenzarán a entrar en dudas y se pondrán a investigar, hasta convertirse y así regresar al seno de la Iglesia.

REGRESÓ CON UN PASTOR BAUTISTA

En una ocasión tocó a mí puerta una señora, era de la denominación Bautista. La señora trato de predicarme pero le comencé a cuestionar su doctrina de “Salvo siempre Salvo”, ella al saber que yo era Católico también comenzó a cuestionar mi fe católica, yo le respondía con la Biblia y a la vez le hacía preguntas que la hicieran pensar y razonar. Total que al final se dió cuenta que no estaba tan preparada para debatir conmigo, pues en cualquier tema la desarmaba fácilmente y tampoco podía responder a mis cuestionamientos, entonces opto mejor por retirarse.

Pasó cómo una hora, platicaba con mi primo (Oscar Torres) fuera de mi casa, cuando de repente volteamos y ya venía de vuelta la señora Bautista, pero ahora no venía sola, venía con un hombre vestido de traje y un portafolio en la mano, se trataba del pastor de su congregación.

La señora se acerca y me dice:

“Ya regrese, le presentó al pastor de mi Iglesia, ahora si….. Vamos a platicar”

Entonces el pastor abrió su portafolio y sacó su Versión bíblica Reina Valera, comenzamos a debatir algunos temas, (Canon Bíblico, primado de Pedro, Pedro estuvo y murió en Roma, sobre María, El Rosario, la Misa)

El pastor se notaba sorprendido y un poco desesperado, pero no era nada agresivo, inclusive comenzó a portarse razonable y llegó a decirle a la señora cada vez que ella se metía:

“Hay hermana…..Ya mejor cállese”

Pues todo lo que respondíamos mi primo y yo era con fundamentos y eran respuestas tan contundentes, que los desarmabamos muy fácilmente.

El pastor no le quedó más remedio que reconocer que no tenían fundamentos para refutar nuestros argumentos y tuvo que despedirse. La señora se veía molesta.

Pero al pasar unos dos años me la volví a encontrar, platicamos y me dijo que había quedado muy decepcionada del pastor y que le comenzaron a entrar dudas sobre su Iglesia Bautista, por lo cual consideró mejor dejar de congregarse ahí, y comentó que comenzaba a entrar ya, nuevamente a la Iglesia Católica, para la gloria de Dios 

Tengo otro par de experiencias con testigos de Jehová, y otras más con mormones y evangélicos, pero con esto es suficiente para darnos cuenta que la apologética bien aplicada, tiene resultados eficaces en un diálogo, como dije, tal vez en el momento el sectario no demuestre que está convencido, pero al terminar el diálogo comenzará a cuestionarse si realmente está en el error y no en la verdad.

No olvidemos que la oración, la caridad, el amor para con ellos es muy importante, hay que tener mucha calma y paciencia.

BENEDICITE DEUM

Comentarios

  1. Por qué no debatimos en vivo los dos, solo Biblia, el tema sería: es la Trinidad Bíblica(?) Que dice? Lo espero?

    ResponderBorrar

Publicar un comentario