La Apologética es un medio de evangelización y no un medio de agresión


¿LA APOLOGÉTICA SE UTILIZA PARA PELEAR? ¿SABÍA QUE LA APOLOGÉTICA ES UN MEDIO DE EVANGELIZACIÓN Y NO DE AGRESIÓN?


Por : Israel Octavio Hernández


Hermano, ¿predicas una Apologética agresiva?  ¿Andas retando en público a debatir de una manera ofensiva e insultante?


Hermano, lo primero que debes saber es que la apologética, es un medio de evangelización y no un medio para subirse a un ring de pelea, no es para ver quién sabe más, no es para humillar, no es para insultar, agredir.


En el caso de un debate, la apologética no es para convertir al oponente. Sino que es para evangelizar a los oyentes o visores de dicho debate, para mostrar por medio de argumentos nuestra fe y refutar con respeto los argumentos del oponente.


Una cosa es debatir y otra discutir, no hay que confundir, en un debate se demuestra una realidad, y una discusión no. El Apóstol San Pablo nos exhorta el no discutir:


"Evita discusiones necias, genealogías, contiendas y disputas sobre la Ley, porque son inútiles y vanas. Al sectario, después de una y otra amonestación, rehúyele; ya sabes que ese está pervertido y peca, condenado por su propia sentencia."

(Tito 3,9-11)


Hermano, la Apologética es un medio de evangelización, no para nuestro ego personal, no para demostrar valor ni causar miedo a los demás. Hermano, la Apologética es para enseñar a nuestro mismo pueblo católico la razón de nuestra fe, pues "nadie ama lo que no conoce".


Hermano, si tienes mucha gente que te escucha y te sigue, no hagas ver la Apologética como medio para humillar, agredir e imponer tus argumentos a punta de rajatabla. Recuerda, la Apologética es mostrar nuestra fe por medio de argumentos bíblicos, históricos, patristicos etc. No por medio de ofensas, sino con respeto y sobre todo, amor.


Hermano ¿eres de los que se enfurece si un hermano en la fe te corrige con amor y respeto? ¿Lo agredes, le dejas de hablar, lo bloqueas, y tratas de exhibirlo públicamente? Hermano... Entonces ya tienes un grave problema.


No demuestres tu orgullo, tu ego personal, no lo pongas encima de la humildad cristiana, y el amor.


"En esto conocerán todos que son discípulos míos: si se tienen amor los unos a los otros."

(Juan 13,34-35)


Hermano....reflexiona como haces Apologética, pues de ti depende la conversión o el rechazo de una persona a nuestra fe católica.


El hacer Apologética es una gran responsabilidad, no lo tomemos a juego o sólo para alimentar nuestro ego personal.


La apologética consiste no tanto en convencer a los grupos proselitistas, cuya única preocupación consiste en "conquistar" a los demás, sino de fortalecer la fe de los católicos de tal manera que puedan resistir ante ese proselitismo de los hermanos separados.


¿Cómo lograr esto? Aclarando nuestra identidad y ofreciendo una respuesta a cada una de sus dudas, con amor y humildad cristiana.


Hoy en la actualidad, la apologética se ha puesto de moda en las redes sociales, pero lastimosamente, muchos hermanos han hecho mal uso de ella, están denigrando tan bella ciencia, que muchos quedan decepcionados y se alejan de la fe en vez de quedar fortalecidos.


Un apologéta debe dar ejemplo de mansedumbre, de amor cristiano, dando un buen uso de la apologética, fortaleciendo la fe del pueblo católico.


"Mirad, yo os envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sed astutos como las serpientes y humildes como las palomas."

(Mateo 10,16)


Así que queridos hermanos, la apologética no es para pelear, ni mucho menos para agredir o humillar a alguien, sino para mostrar nuestra fe en base de argumentos bien fundamentados con amor y mansedumbre.


BENEDICITE DEUM 

Comentarios