¿Que nunca hubo una unidad en la Iglesia?

¿QUE NUNCA A HABIDO UNA UNIDAD VISIBLE EN LA IGLESIA? ¿QUE LA IGLESIA DESDE UN PRINCIPIO A ESTADO DIVIDIDA EN DENOMINACIONES?
SAN IRENEO DE LYON NOS AFIRMA LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS DESDE LOS PRIMEROS SIGLOS

Algunas denominaciones (según cristianas) afirman que Cristo no fundó ninguna Iglesia, que la Iglesia es invisible, espiritual, y que por lo tanto desde los primeros siglos la Iglesia siempre estuvo dividida en varias iglesias o denominaciones sin tener una unidad visible.

¿Son ciertas estás afirmaciones? ¿Cuál es el testimonio de los primeros cristianos?

San Ireneo de Lyon del Siglo III nos dice que los primeros cristianos están dispuestos a dar su vida por la unidad de la Iglesia. Se esfuerzan por mantener unido el rebaño de Cristo, que empieza  a verse atacado y zarandeado por herejías, infidelidad, etc.
Veamos:

TEXTOS DE LOS PRIMEROS SIGLOS SOBRE LA UNIDAD DE LA IGLESIA

"La Iglesia, pues, diseminada por el mundo entero, guarda diligentemente la predicación y la fe recibida, habitando como en una única casa; y su fe es igual en todas partes, como si tuviera una sola alma y un solo corazón, y cuanto predica, enseña y transmite, lo hace al unísono, como si tuviera una sola boca. Pues, aunque en el mundo haya muchas lenguas distintas, el contenido de la tradición es uno e idéntico para todos.

Las Iglesias de Germania creen y transmiten lo mismo que las otras de los Iberos o de los celtas, de Oriente, Egipto o Libia o del centro del mundo. Al igual que el sol, criatura de Dios, es uno y el mismo en todo el mundo, así también la predicación de la verdad resplandece por doquier e ilumina a todos aquellos que quieren llegar al conocimiento de la verdad." (SAN IRENEO DE LYÓN, Tratado contra los herejes, 1,10,1-3)

"La Iglesia es como un paraíso plantado en este mundo. De todos sus árboles podemos comer, nos dice Dios, pero no tomemos de la doctrina de los herejes, no la toquemos, porque aunque se aprecian de saber del bien y del mal, son soberbios que arrojan sus impías doctrinas contra Dios, su Criador." (SAN IRENEO DE LYÓN, Contra los herejes, 1, 5)

Comentarios