La sucesión apostólica en la Biblia


La sucesión apostólica en la Biblia

Por: Israel Octavio Hernández

Cristo dejó a los Apóstoles como encargados de su Iglesia. Y él dijo que estaría con ellos hasta el final de los tiempos (Mt 28,20)

Las Iglesias evangélicas y pentecostales no tienen sucesión apostólica, pues el movimiento evangélico y pentecostal surgió en 1910 en Estados Unidos y nada tiene que ver con el Cuerpo de Cristo (la Iglesia) de hace 2000 años.

Si las iglesias evangélicas y pentecostales fueran verdaderas, tendrían que tener 2000 años de historia, y por lógica entonces tendrían esa sucesión apostólica ininterrumpida desde los tiempos apostólicos.

¿Cual es la base de la iglesia evangélica o pentecostal para decir que son la Iglesia verdadera si apenas tienen 100 años de vida? ¿Como conciliar eso? ¿Porque decir que el movimiento evangélico o pentecostal es verdadero si hay mucha división en sus doctrinas?

El Cuerpo de Cristo (la Iglesia) tiene que tener UNIDAD en pensamiento, tiene que ser lo mismo en todo el mundo, pero una de las cualidades de la Iglesia evangélica es que están muy divididas en sus enseñanzas, pues unas creen en la divinidad de Cristo, otras no, unas creen en el infierno, otras no y así sucesivamente. No hay unidad al respecto. ¿Cómo conciliar todo eso?

A continuación veremos cómo la Iglesia verdadera tiene que tener SUCESIÓN APOSTÓLICA ininterrumpida.

Algunos evangélicos piensan que no hay una Iglesia verdadera como tal, o que la Iglesia es invisible, y como tal, cada quien puede fundar una congregación, pero hay que recordar que Dios es un Dios de orden, y Jesús no dijo: "yo me voy y cada quien fundé su Iglesia y enseñen cada quien según su entendimiento" NO, más bien Cristo si dejo una Iglesia la cual es su "Cuerpo", y como ya vimos San Pablo la define como "Columna y Fundamento de la Verdad" (1Tim 3,15).

Así Cristo deja una Iglesia (Mt 16,18) y deja a los Apóstoles encargados de esta (Mt 28,18-20). Cristo DEJA UNA IGLESIA BIEN ESTABLECIDA y les promete que el Espíritu Santo estará SIEMPRE con ellos (Juan 14,16) el cual les enseñaría (Juan 14,26) y los llevaría a toda la verdad (Juan 16,13) ósea que esta Iglesia tendría la autoridad o la potestad para enseñar la verdad a los demás, pues tiene él Espíritu Santo, pues es la Iglesia que Dios adquirido con la Sangre de su propio hijo y que los encargados tendrían que pastorear (Hec 20,28).

Así es, Dios es un Dios de orden, no de desorden, pues si no hay iglesia verdadera entonces cada quien puede andar fundando iglesias con enseñanzas distintas una de la otra. Y lamentablemente ésto es lo que se vive actualmente en las iglesias evangélicas.
Al no tener una sucesión desde los tiempos apostólicos, tienen un diferente pensar uno del otro.

Bueno, sí existe una Sucesión Apostólica, entonces no habría razón para que haya otras denominaciones cristianas, tendremos que estar adheridos a la Iglesia "Apostólica"

"SUCESIÓN APOSTÓLICA"
En el Nuevo Testamento leemos en (Hec 1,15-26) que Pedro, se levantó y tomó la palabra, y dijo que los Apóstoles tenían que elegir a otro apóstol para remplazar a Judas Iscariote. Nadie protesto porque sabían que tenían la autoridad para transferir el poder y la autoridad que recibieron de Jesús (Mt 18,18) (Juan 20,21-23), y así lo hicieron en oración (como hoy en día). Los Apóstoles eligieron a Matías y a él le transfirieron toda autoridad y responsabilidad de servir al pueblo de Dios cómo apóstol y entonces obispo, en griego "Episcopos".

Es importante el versículo 20, pues dice que "Otro reciba su encargo" o "Tomar otro su oficio" depende la traducción. Así es, tenía que haber una sucesión con el mismo oficio de los Apóstoles. Desde aquella elección, se le considero a Matías como apóstol (Apo 21,14), Matías reemplazó a Judas así como a los Apóstoles con el tiempo fueron reemplazados por otros después de su partida con el Señor. Por ejemplo a Pedro lo reemplazó Lino el cual inclusive es mencionado en (2Tim 4,21).

Jesús mandó a los Apóstoles a enseñar a TODO EL MUNDO (Mt 28,19-20) y que el fruto de su predicación PERMANECERÍA (Juan 15,16) si no hubiera "Sucesión apostólica" ¡sería imposible predicar a todo el mundo! Y claro, que sus frutos permanecieran. Como dijimos, tiene que haber un orden y por eso Cristo dejó un encargo "para el recto ordenamiento de los santos en orden a las funciones del ministerio, para edificación del Cuerpo de Cristo" (Ef  4,11-12) el encargo de Jesús de pastorear la Iglesia (Hec 20,28) de atar y desatar (Mt 18,18) etc; no pueden acabar con su muerte pues Jesús prometió estar con ellos HASTA EL FIN DE LOS TIEMPOS (Mt 28,20), y pues la Iglesia necesitaría tales servicios y funciones.

¿Porque Jesús dijo que estaría con ellos hasta el fin de los tiempos si el sabía que morirían? Pues porque habría una "Sucesión apostólica", es por eso que Cristo asegura que estará con ellos hasta el "final de los tiempos".

La Iglesia tenía toda autoridad para enviar otros (Hec 15,20-22)

Por ejemplo, la potestad de “atar y desatar” que Jesús dio a los Apóstoles, se refiere también a sus sucesores en el ministerio. Así, la INTEGRIDAD DE LAS ENSEÑANZAS de Jesús fue transmitida por los siglos (Hec 2,42) (Hec 13,17) (Ti 1,9)

Otro ejemplo de transferir la potestad se encuentra en (1Tim 4,14) ,(Hec 14,23), (1Cor 4,1). Por eso San Pablo subraya la necesidad de tener autoridad para predicar (Rom 10,15), sin embargo mucho ministros evangélicos andan predicando su propia autoridad y entendimiento.

En (Hec 1,15-26) Pedro dijo a los Apóstoles que para elegir al sucesor, debía haber estado con Jesús y los Apóstoles (vv. 21,22). ¿Porque estos requisitos? Para que fuera confiable de su enseñanza.

Así, cuando los Apóstoles escogieron los obispos para reemplazarlos buscaron hombres que ellos mismos habían enseñado, hombres que enseñaran la misma doctrina para poder preservar el depósito de la fe. Esta es la regla de la “Sucesión Apostólica”.

¿Cómo se hacía esta sucesión? ¿Cómo se transmitía la potestad dada por Jesús?

La sucesión se daba y la potestad se iba transmitiendo por medio de la imposición de las manos.

Por eso San Pablo le dice a su discípulo Timoteo:

“No descuides el carisma que hay en ti, que se te comunicó por intervención profética mediante la imposición de las manos del colegio apostólico”
(1Tim 4,14) también ver (2Tim 1,6)

Así es, por la imposición de manos del COLEGIO APOSTÓLICO, este colegio apostólico está actualmente vigente y visible en el Magisterio de la Iglesia, y a existido desde hace 2000 años.

¿Los pastores evangélicos de quien recibieron la imposición de las manos para recibir estos carismas? ¿De quién son sucesores?

La respuesta es nula, pues no vienen desde los Apóstoles, como dijimos, fueron fundados en 1910 en Estados Unidos. Ósea, nada tienen que ver con la Iglesia de la Biblia.

Es por eso que ya la Iglesia con toda autoridad 2 siglos después define el canon bíblico, la lista de libros inspirados (Concilio de Hipona año 393 y Concilio de Cartago año 397).

Jesús sabía que vendrían falsos profetas y falsas enseñanzas. Él quería que la Iglesia guardara la verdad. Y esta Iglesia tendría que ser VISIBLE Y CONCRETA como lo es un Cuerpo (Ef 1,22-23) para que las personas puedan saber dónde hallar la verdadera doctrina y la salvación. La Iglesia es “Columna y baluarte de la verdad” (1Tim 3,15). Si esta Iglesia fuera invisible y “todos los hermanos con sus diferentes denominaciones” como afirman los evangélicos ¿como preservar y transmitir fielmente la enseñanza de Cristo a través de los siglos?.

Hay un tema que va de la mano con la “Sucesión Apostólica”, es el PRIMADO DE SAN PEDRO, lo expondremos en un siguiente artículo.

BENEDICITE DEUM

Comentarios