¿Condenó Orígenes las imágenes?


OTRA PATRAÑA MÁS DE LAS SECTAS ¿ORIGENES CONDENÓ EL USO DE IMÁGENES EN SU LIBRO "CONTRA CELSO"?

Según nuestros amigos protestantes, Orígenes de Alejandría no solo condenó el uso de imágenes sagradas, sino que también lo clasificó como una "actitud ignorante", describiendo su revuelta en su obra "Contra Celso".

Las obras de Orígenes están incluidas en la lista de interpretaciones falaces de los protestantes, especialmente la que se tratará en está publicación. El autor también es llamado por muchos como el "protestante" de la patrística.

La verdad es que Orígenes fue uno de los escritores eclesiásticos más importantes y sus escritos nos permiten conocer el pensamiento de la Iglesia primitiva y cómo era la relación de los creyentes con las Escrituras.

Este es el pasaje en cuestión citado por protestantes y sectarios:

"Son los más ignorantes que no se avergüenzan de dirigirse a objetos sin vida ... y aunque algunos pueden decir que estos objetos no son dioses sino solo imitaciones de ellos y símbolos, sin embargo, uno debe ser ignorante y esclavo para suponer que
las manos viles de algunos artesanos pueden modelar la semejanza de la Divinidad; les aseguramos que el más humilde de nosotros está libre de tal ignorancia y falta de discernimiento". (Contra Celso - 6, 14).

Este texto aislado de su contexto se usa para acusar a los católicos de idolatría y, por lo tanto, para implicar una posible contradicción entre la Iglesia y la Patristica, tratando así la fe católica como algo para los ignorantes.

Pero, analizando el texto, vemos que no hay nada en este pasaje que condene la doctrina católica de las imágenes.

Lo que se advierte claramente en este mismo pasaje es que uno no puede hacer una imagen de la DIVINIDAD, es decir, algo inmaterial, imposible de ser replicado por las manos del hombre.

Esto se hace evidente cuando dice: "uno debe ser ignorante y esclavo para suponer que las manos viles de algunos artesanos pueden modelar la semejanza de la Divinidad".

Por lo tanto, toda la sección de su trabajo coincide exactamente con lo que enseña el catecismo, y no al revés:

"La imagen sagrada, el "ícono" litúrgico, representa principalmente a Cristo.
No puede representar al Dios invisible e incomprensible: fue la Encarnación del Hijo de Dios que inauguró una nueva "economía" de imágenes.
En el pasado, Dios, que no tiene cuerpo ni figura, no podía ser representado de ninguna manera por una imagen. Pero ahora, que se hizo ver en la carne y vivió entre los hombres, puedo hacer una imagen de lo que vi de Dios ... Contemplamos la gloria del Señor con nuestros rostros descubiertos" (CIC 1159)

Orígenes nunca estuvo en contra de las imágenes religiosas, pues leyendo simplemente otra de sus obras nos daremos cuenta de eso.

En su trabajo "Comentario sobre el Evangelio según Mateo", Orígenes se refiere a las imágenes como algo que no siempre tiene las características exactas, pero que representa el original, coincidiendo una vez más con lo que la fe católica realmente enseña:

“... la imagen pintada con cera en la superficie plana de madera es similar a la superficie junto con el color, pero no preserva mejor las cavidades y protuberancias, sino solo su apariencia externa y en el moldeado de estatuas se hace un esfuerzo para preservar
la similitud con respecto a las caries y las prominencias, pero no con respecto al color y, si el molde está formado de cera, que trata de preservar tanto, es decir, mucho del color, y también las depresiones y protuberancias,
pero no es realmente una imagen de las cosas en la relación profunda, para concebir también que, en el caso de las similitudes en el Evangelio, cuando el reino de los cielos es similar a cualquier cosa, la comparación no se extiende a todas las características de lo que
se compara el reino, pero solo con los elementos que necesita el argumento en cuestión".

Así que invitamos a los amigos protestantes a estudiar utilizando la exegesis en los documentos patristicos para que tengan una buena comprensión y no andén tergiversando tan apreciados escritos como lo hacen también con la Santa Escritura.

Comentarios